Situación de las remesas a Cuba en 2022
Cargando...
Calculadora de tarifas
USD
$1 USD {{ cambio[moneda] | euros }} {{ cambio[moneda] | dinero }} {{ moneda}}
Usted deposita {{ envio | dinero }} USD y el beneficiario en Cuba recibe: {{ recibe | euros }} en efectivo con entrega GRATIS {{ recibe | dinero }} en su tarjeta al instante {{ recibe | dinero }} en efectivo o por transferencia bancaria {{ recibe | dinero }} en efectivo en el día con entrega GRATIS Error La cantidad mínima a recibir en CUP es de $7,200 La cantidad mínima a recibir en MLC es de $100 La cantidad mínima a recibir en USD es de $100 La cantidad mínima a recibir en EUR es de €100 Debe expecificar el monto a enviar para calcular la entrega en Cuba Debe expecificar el monto a recibir para calcular la cantidad a pagar Complete correctamente la cantidad a enviar o el monto a recibir en Cuba
Más cerca reautorización del envío de remesas de Estados Unidos hacia Cuba

Más cerca reautorización del envío de remesas de Estados Unidos hacia Cuba

Hace apenas unos días el subsecretario para el Hemisferio Occidental, Brian Nichols, declaró en una audiencia a representantes federales que la administración Biden tiene en su poder las nuevas propuestas para el envío de remesas a Cuba, lo que permitiría reanudar este servicio entre ambos países, asegura una nota publicada por la agencia Reuters.

El funcionario del Departamento de Estado aseveró que “se espera una decisión” por parte del ejecutivo estadounidense con respecto a estas recientes recomendaciones.

Desde noviembre del año anterior fueron enviadas algunas sugerencias al despacho oval, las cuales fueron devueltas para ser perfeccionadas y asegurar que el dinero no caiga en manos del gobierno cubano y del entramado empresarial-militar de la isla.

Esta es una de las prioridades en la relación con Cuba, dijo, sin embargo no especificó cuándo se harán efectivas estas nuevas políticas que rehabilitarán el envío institucional de remesas hacia la Mayor de las Antillas.

El presidente Joseph Biden ordenó en julio de 2021, luego del estallido de varias protestas dentro de Cuba, trabajar en la búsqueda de soluciones que permitieran enviar remesas hacia los cubanos residentes en el país, sin que estas pasaran a través de las instituciones gubernamentales y militares cubanas.

Desde entonces las relaciones diplomáticas han sido aún más tensas. Sobre todo luego de que el mandatario estadounidense aprobara sanciones contra los órganos militares y algunos de sus oficiales más notables, participantes en la sofocación de los disturbios populares.

Cercanos colaboradores de Biden y miembros de su staff temen que relajar las restricciones tomadas por la anterior administración puedan ocasionarle perder aún más simpatía entre los votantes cubanoamericanos conservadores, quienes en las anteriores elecciones presidenciales respaldaron a Donald Trump y convirtieron el estado de la Florida en un bastión del partido rojo.

El actual inquilino de la Casa Blanca prometió durante la campaña presidencial del 2020 relajar las tensiones con Cuba y volver a la política impulsada por Barack Obama, del cual fue vicepresidente en sus dos mandatos. Sin embargo, un miembro del gobierno que habló confidencialmente en el pasado noviembre afirmó que Joe Biden instruyó a sus subordinados encontrar una tercera vía que “sea dura con el régimen y suave con el pueblo cubano”.

Los estrictos límites y sanciones en el envío de remesas a Cuba fueron impuestos por Donald Trump, quien desde su llegada en 2017 arreció la política confrontacional hacia la isla. En 2020, pocos días antes de dejar la presidencia, tomó medidas que imposibilitaron el mantenimiento de las operaciones de Western Union, mayor operador de remesas entre Cuba y Estados Unidos.

A partir de ese momento se popularizaron las canales informales de envíos ya sea de mulas como de agencias encargadas de enviar dinero, tanto en MLC como en CUP. Estos métodos presentan ventajas y desventajas con respecto a las vías tradicionales.

Brian Nichols también fue cuestionado sobre las relaciones bilaterales entre ambas naciones. Preguntado sobre acciones concretas que pudieran traer salud a los intercambios mencionó la liberación de los prisioneros, entre ellos menores de edad, que están en los calabozos por participar en las manifestaciones de julio de 2021.

Este anuncio sobre las remesas estuvo acompañado por la importante declaración del pronto incremento del personal diplomático en la embajada norteamericana en La Habana.  “El presidente anunció nuestra intención de reanudar los servicios de visas, estamos trabajando para lograrlo y enviaremos oficiales consulares de servicio temporal a La Habana en un futuro no muy lejano y aumentaremos el procesamiento allí” dijo Nichols.

Una vocera del Departamento de Estado declinó decir una fecha exacta para el restablecimiento de las operaciones consulares, postura similar a la novedad sobre las remesas.

El gobierno se ha mantenido en silencio sobre otros temas como los vuelos a Cuba, que actualmente se limitan a La Habana.

Los mensajes contradictorios, lanzados desde Washington, expresados en praxis y discurso han provocado la frustración de ambas posturas en el tema Cuba. Los republicanos critican asiduamente a la administración por falta de acción. María Elvira Salazar, representante cubanoamericana, dijo sentirse frustrada y lanzó la pregunta al aire: “¿Qué está haciendo la administración Biden?”.

Otros, interesados en el área comercial, están desconcertados ante la percepción de abandono de lo que se supone sea un eje fundamental de la política de Estados Unidos hacia Cuba: el emergente sector privado, otrora beneficiado de las remesas hacia la isla.

0 Comentarios:

Deja un comentario

Enviar Comentario